sábado, 12 de abril de 2008

EL COACHING EN COMUNICACION LLEVA A LA REFLEXION

La finalidad del Coaching no es dar respuestas sobre qué deben hacer las personas, Empresas u Organizaciones para rendir más, o cómo superar una determinada situación de conflicto o de cambio.
Un proceso de Coaching es un sistema de ayuda, que se basa en dedicar un tiempo a la reflexión conjunta con el interlocutor, en escucharle y saber hacer preguntas relevantes para que tome él mismo conciencia de su presente momento y de sus oportunidades; sobre dónde está y hacia dónde quiere ir; ayudándole a programar un camino realista de desarrollo y monitorizando el plan de acción que él mismo se habrá marcado para llegar a sus metas. Esto es lo que se hace en el àrea de comunicaciòn e Imagen.
Por otro lado como elemento de formación, cuando se utiliza para mejorar la calidad de trabajo, no va a tratar de motivar a las personas para que actúen de una determinada manera, sino que ha de servir de catalizador para que cada cual desarrolle todo su potencial en el puesto idóneo y, por lo tanto, se motive a sí mismo. Para que pueda ser efectivo, las conversaciones entre empleado y Coach debe ser tratadas confidencialmente y las decisiones que se tomen, una vez aceptadas, deben ser respetadas por la Empresa. Por parte del empleado, debe haber una clara voluntad de mejorar y de seguir adelante con las etapas del plan acordado, que se deben ir cumpliendo paso a paso, corrigiendo sobre la marcha los posibles errores.