lunes, 6 de octubre de 2008

EVITAR EL SINDROME TRINCHERA

Una de las claves para el siglo XXI es para la DIRCOM Socorro Díaz es evitar el "síndrome de la trinchera": "que durante muchos años se manejó en las instituciones públicas. Ante un hecho equis, frente a los medios, la actitud era decir no contestamos, no decimos nada, no estoy, que venga al rato, a ver si se les olvida; eso está completamente rebasado por la realidad".
Aseveró que se crea un ambiente de sospecha cuando la prensa interroga y la institución se niega a responder sobre hechos evidentes. Por ello planteó informar bien, para que la comunidad se compenetre del acontecer de la institución. "Porque una sociedad así, conocedora de sus derechos y obligaciones, de trámites y de procedimientos y enterada de las oportunidades de acceso a servicios y beneficios, es participativa, consciente de la dimensión de los retos de la institución, comprometida con el desarrollo del ISSSTE y dispuesta a cumplir con sus obligaciones, en un ejercicio de corresponsabilidad", explicó.