viernes, 5 de junio de 2009

DISEÑO HIPERDINAMICO


De la práctica a la teoría

Señal de Diseño - Memoria de la práctica - Autor: Ronald Shakespear - Buenos Aires: Paidós, 2009 (195 páginas incluida bibliografía).

Para Ronald Shakespear el diseño ha cambiado mucho más en las dos últimas décadas que en sus quinientos años de historia. Porque “se ha transformado en una disciplina hiperdinámica dedicada fundamentalmente a dar respuestas apetecibles a una audiencia cada vez más insatisfecha”. También es cierto que para los diseñadores todos estos tiempos han sido y son difíciles y exigentes. Para Shakespear, en particular, estas convicciones están fundadas en su propia experiencia, puesto que a lo largo de cincuenta años ha estado involucrado en megaproyectos tales como la señalización de la ciudad de Buenos Aires, el Tren de la Costa, los subterráneos, las nuevas autopistas y el Zoo Teimakén.

Este texto tuvo su origen hace mucho y en la ciudad de San Pablo cuando un colega le comentó al autor que estaba escribiendo un libro que era una suerte de memoria de lo actuado. Este es un dato de la realidad profesional, puesto que todo diseñador va acuñando teorías a partir de la práctica. Shakespear define esta personal experiencia como el empirismo del asfalto.

Por eso, Señal de Diseño está estructurado sobre la base de la recopilación de muchos artículos publicados, de otras tantas ponencias y presentaciones en los congresos de diseño y de las infaltables charlas con los alumnos de las universidades. Estos apuntes cuentan la incursión del diseño de comunicación en el área del transporte, en el escenario urbano y en muchas otras obras de carácter diverso. Pero además, y como lo comenta el autor, el libro ofrece dos carriles para transitar. “Uno recoge las notas y otro un correlato simultáneo o alternativo que expresa las memorias descriptivas, los epígrafes y comentarios”. Todo lo cual es fruto de largas jornadas proyectuales y de las angustias y las alegrías de ver nacer cada idea que luego se irá plasmando.

Los cinco capítulos llevan estos títulos: 1) Señal de diseño. 2) El diseño nuestro de cada día. 3) El escenario urbano. 4) Mitos y fantasmas del diseño. 5) Las señales son una promesa que ha de ser cumplida. Cada uno de ellos se va desglosando en una atractiva variedad de temas y llega encabezado por citas como esta de Peter Lawrence: “No somos artistas resolviendo nuestros propios problemas. Somos expertos cuyo trabajo consiste en resolver los problemas de otros”.

Además, y como no podría ser de otro modo, el texto está profusa y ricamente ilustrado con los diseños del autor y con comentarios al margen que aportan datos y detalles complementarios. Por otra parte, vale indicar que Shakespear no se priva de sumar su crítica al trabajo de los diseñadores. Y lo hace con una expresión muy propia: “Hacer brincar dinosaurios en la pantalla”.

“Nuestras conductas cotidianas están más influidas por el diseño de lo que sospechamos. ¿Compramos objetos por necesidad o por emulación social? La incidencia de la comunicación y de la artefáctica en el espacio público gravita sobre nuestros hábitos y costumbres y define, seguramente, nuestra calidad de vida”.

Ronald Shakespear ha sido titular de la cátedra de diseño en la Universidad de Buenos Aires. También jurado internacional del Art Directors Club de Nueva York y presidente de la Asociación de Diseñadores Gráficos. En 2008 recibió el Segd Fellow Award de la Society of Environmental Graphic Design que por primera vez se otorgó a un latinoamericano. En la actualidad dirige Diseño Shakespear con sus hijos Lorenzo y Juan.