lunes, 23 de marzo de 2009

Los mèdicos hacen la competencia a los diseñadores

El colectivo de diseñadores lleva tiempo encendido por la convocatoria de concursos indiscriminados por parte de empresas y organismos. Lo consideran un desprecio a su trabajo, al no pedirse otro requisito que la mayoría de edad, en el mejor de los casos. El Colegio Oficial de Médicos de la Rioja ha convocado un concurso para el diseño de su nuevo logotipo. Esta vez no se trata de un concurso abierto, sólo pueden presentarse los propios médicos. Parece que es la gota que colma el vaso de la paciencia de los profesionales del diseño.

No es el primer caso ni será el último. Desde la marca de la candidatura olímpica hasta el «concurso de ideas» para la nueva identidad del Gobierno de España, pasando por Universidades, organismos varios de las estructuras de distintos ministerios, museos y centros culturales…

Los diseñadores profesionales no suelen participar en estas convocatorias, entre otras cosas porque no necesitan especular con su trabajo, y prefieren dedicarse a encargos reales que saben que van a cobrar. Si a ello le sumamos las variopintas composiciones de los jurados, donde los expertos son excepción, los resultados de este tipo de concursos suelen ser desiguales.

Pero en esta ocasión la afrenta al colectivo del diseño ha despertado las alertas en asociaciones y foros de debate. No se trata de un concurso especialmente relevante, pero la novedad radica en el hecho de que ya no se trata de competir con cualquiera, esta vez los diseñadores son vetados, a no ser que además sean médicos y estén colegiados en la Rioja.

La propuesta es tan disparatada, que incluso en los foros sobre el tema la indignación ha dado paso también al sentido del humor. Nos hemos acercado a Domestika, una cueva virtual muy recomendable en la que diseñadores, ilustradores, programadores y otras faunas dirimen sus diferencias, se ayudan, colaboran e investigan en trabajos colaborativos. Nos vamos a permitir entresacar algunos comentarios, porque ciertamente no tienen desperdicio:

Ponchi se lamenta: "Eso nos pasa por automedicarnos…"

Flandepan propone una venganza fría: «No nos echemos las manos a la cabeza todavía. ¡Reservémonos para el momento de ver el resultado!»

Grafyco prevé cual será la respuesta a los diseñadores que se han dirigido a los convocantes protestando: "vas a saber tú más que el médico", apuntando también que «Si entregan tarde el encargo no hay problema...está en lista de espera». Advierte también que «va a ser la primera identidad que en vez de manual lleve prospecto y... en caso de duda consulte con su médico". Acaba sentenciando que «si se hace una correcta aplicación [del logotipo] se puede marcar en los supositorios, con lo que siempre podrán metérselo por el...»

Por su parte, CQS propone mandarles un logo con tipografía ilegible, como la que usan ellos para las recetas.

Está visto que la indignación es compatible con el buen humor. Algunos diseñadores están escribiendo cartas al Colegio de Médicos de la Rioja manifestando sus opiniones al respecto. Como quiera que yo soy diseñador, y en un abuso de posición dominante que espero que disculpen los lectores –y también mis jefes en soitu.es– me voy a permitir reproducir aquí la que acabo de mandarles:

At. Sr. D. Manuel Tomás Fernando Plaza

Secretario General del Colegio Oficial de Médicos de la Rioja

Estimado señor:

Mi nombre es Álvaro Sobrino, y soy diseñador gráfico de profesión. He conocido la convocatoria del Concurso para la creación del Logotipo del Colegio Oficial de Médicos de la Rioja. Me ha llamado mucho la atención el requisito para participar, que consiste en ser médico, viniendo sobretodo la convocatoria de un colegio profesional. Da una idea de la importancia que dan ustedes a la imagen de su institución.

Quería proponerles que de igual modo, cuando el presidente de ese Colegio necesite operarse de hemorroides, convoquen un concurso entre los diseñadores gráficos. Estaremos encantados de acudir en un buen número y trastearle en la puerta de atrás. Lógicamente, aquel que demuestre mayor pericia y delicadeza podrá realizar la intervención. No guarden temor, los diseñadores estamos perfectamente capacitados para ello. Tanto como sus colegiados para desarrollar la identidad del Colegio.

Sin otro particular, atentamente

Álvaro Sobrino