martes, 17 de mayo de 2011

Ser dircom en España no es igual que serlo en Alemania


Los dircom españoles, aunque se sitúan al mismo nivel que sus homólogos europeos en determinados campos (más reconocidos, estrategas y satisfechos con su trabajo) siguen teniendo como características principales los factores de formación y medición, y los de menor salario y conciliación.

La Asociación de Directivos de Comunicación, Dircom, ha presentado la XV edición del Anuario de la Comunicación que incluye una comparativa sobre el estado de la comunicación en España versus Europa, basada en el European Communication Monitor (elaborado por la EACD, European Association of Communication Directors). Según la comparativa la mayoría de los dircom europeos (72%) y españoles (69%) cree que la comunicación ha ganado importancia en sus organizaciones en 2010, a pesar de la crisis y la reducción de presupuestos. Siete de cada diez dircom se muestran satisfechos con su trabajo (tareas interesantes, reconocimiento y estatus), y el dircom es considerado un estratega, ya que está involucrado en la toma de decisiones (el 75,5% declara que sus altos directivos toman en cuenta sus recomendaciones), mantiene buenas relaciones con los stakeholders, tiene capacidad de movilizar a la gente y contribuye a los objetivos organizacionales.

Así lo avalan los presidentes de las principales organizaciones empresariales, de directivos y escuelas de negocio, en “el pulso de la comunicación” del Anuario, con su opinión sobre el valor de la comunicación. De este modo, Joan Rosell, presidente de CEOE, señala que “el dircom es una pieza clave en la estructura organizativa empresarial e institucional”; José Mª Aguirre, presidente de APD, afirma que “el dircom ha de estar alineado con los objetivos de la compañía, es necesario que asista al comité de dirección”; o Jordi Canals, director general de IESE, que afirma que “el dircom es un colaborador imprescindible de la alta dirección para asegurar la orientación de la empresa a largo plazo”, entre otros directivos y empresarios.

Sin embargo, aún queda camino por recorrer para los dircom españoles en oportunidades de carrera, salario y conciliación de la vida personal y profesional con respecto a sus homólogos europeos. Cabe destacar, que los profesionales españoles son un ejemplo a seguir para los europeos en materia de formación (El 61,2% de los profesionales españoles cuenta con un título académico en comunicación, frente al 42% de sus colegas europeos) y medición (el 40,8% de los dircom españoles planifica estrategias de medición, 5 puntos más que los europeos).

Una de las claves para el desarrollo empresarial de nuestro país es la innovación, algo que se analiza en la XV edición del Anuario, a través de sus más de 30 firmas, con temas como el marketing sensorial, o cómo influir en el estado anímico del usuario; el lipdub, como herramienta de motivación del trabajo en equipo; el poder de las imágenes y la nueva comunicación audiovisual; cómo hacer lobby en Internet; o cómo motivar a los empleados a través de las redes sociales.